Región: Más de 800 funcionarios de la salud serían desvinculados en la región tras fin de Alerta Sanitaria

 Región: Más de 800 funcionarios de la salud serían desvinculados en la región tras fin de Alerta Sanitaria

Gentileza: Diario El Dia.cl / Crédito de Fotografía: Cedida.

Durante este jueves, el Ministerio de Salud decidió poner fin a la alerta sanitaria por el covid-19, tras 1.300 días desde su implementación. En esa línea, desde la cartera advirtieron que esta medida significa que el virus dejó de constituir una emergencia, pero no implica que la enfermedad desaparezca.

No obstante, desde el Senado y los trabajadores de la salud pública han cuestionado la desvinculación de más de 6 mil funcionarios que se verían afectados, dada la disminución de los recursos que van aparejados al fin de la emergencia.
En caso de la Región de Coquimbo, hay cerca de 850 funcionarios bajo este tipo de contrato en los hospitales de La Serena, Coquimbo, Ovalle e Illapel.

Al respecto, Ximena Ampuero, consejera regional y dirigente de base del hospital de Coquimbo de la Confederación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss), afirmó que “efectivamente, se acaba la alerta sanitaria y los honorarios Covid, en este caso, tendrían que ser desvinculados. Pero, el problema está en la brecha en recursos humanos, ya que lo que vinieron a hacer estos profesionales, admirativos y técnicos al hospital, es poder bajar esta diferencia y atender las unidades que han estado debilitadas frente a la falta de funcionarios”. 

Uno de los temas que preocupa en el gremio es poder seguir entregando una atención digna y de calidad, lo que podría verse truncado si es que se desvincula a la totalidad del personal de apoyo. “Por ejemplo, en el hospital de campaña de La Serena vamos a perder casi 400 funcionarios que están con esta modalidad de contratos, la cual, no se va a poder sostener”.

Según dio a conocer la dirigente, lo mismo pasaría con ciertas áreas como la Unidad Física y de Rehabilitación del hospital de Coquimbo. “Tienen una gran cantidad de funcionarios Covid que están realizando atenciones que no son para lo que fueron contratados, pero sí nos ayudan a disminuir las brechas que tenemos”, afirmó.

“Cabe señalar además, que el honorario de suma alzada también tiene algunos riesgos porque no van a poder ser traspasados a contratos, a pesar de la cantidad de años que llevan trabajando, sumado a la experiencia y capacitaciones que tienen para poder hacer una atención, y tampoco tenemos la certeza que puedan ser parte de una contratación para los servicios de salud que hay dentro de la región”, puntualizó.

En cuanto a la preocupación por los trabajadores contratados a honorarios bajo esta modalidad de alerta sanitaria, Pablo Guerra, subdirector de Gestión y Desarrollo de las personas del Servicio de Salud Coquimbo, señaló que “para nuestra red de Salud Pública regional, no significa que la totalidad de contrataciones de personal de refuerzo Covid termina en esa fecha de forma abrupta, ya que estamos trabajando para realizar este proceso de forma paulatina y progresiva”, aseveró. 

En ese sentido, afirmó que como Servicio de Salud Coquimbo, en conjunto con las direcciones de cada uno de los hospitales de la red, están realizando un plan de desescalada gradual al 31 de diciembre de 2023. “Esto,  considerando el impacto asistencial, brechas estructurales de recursos humanos, estrategias sanitarias y otros factores que incidieron en la contratación de este personal”, afirmó.