Región: La Región se suma a la excelente idea de reciclaje de residuos electrónicos

 Región: La Región se suma a la excelente idea de reciclaje de residuos electrónicos

En la era digital, la cantidad de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) han aumentado significativamente, planteando un desafío ambiental y social para los distintos actores de la sociedad. Una gestión adecuada y el reciclaje responsable de estos dispositivos es imprescindible para reducir el impacto negativo en el medio ambiente.

Con un enfoque en la sostenibilidad, la correcta disposición de los RAEE no solo protege nuestra salud y ecosistemas, sino que también impulsa la economía circular, creando oportunidades para nuevos empleos y contribuyendo a un futuro más verde y resiliente, a través de la reutilización de algunos de estos materiales y dándoles un nuevo uso.

Karien Volker, subgerenta de Economía Circular de Fundación Chile releva que los países desarrollados como Suiza, líder en la materia, y Francia, han priorizado exitosamente la recuperación y reciclaje de aparatos electrónicos, alcanzando tasas del 70% y 50% respectivamente. Sin embargo, en el caso de Chile pese a ser un país miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), presenta tasas de recuperación que apenas sobrepasan el 3%. Posicionándose como el tercer mayor consumidor per cápita de aparatos eléctricos y electrónicos (conocidos como AEE) en Latinoamérica, con un promedio de 9,6 kilos de chatarra generada por habitante al año.

“Los residuos electrónicos pueden terminar en lugares inadecuados, como vertederos ilegales, sitios eriazos, patios traseros o incluso los lechos de ríos, como ocurrió en el último frente de mal tiempo en Santiago. Es importante recordar que estos artefactos no deben ser tratados como basura común. Contienen hasta 69 elementos de la tabla periódica, algunos valiosos y otros potencialmente contaminantes, representando un riesgo para la salud y el medio ambiente”.

Fundación Chile, en conjunto con el Ministerio del Medio Ambiente (MMA) y con el apoyo de Onudi (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial), están trabajando para cambiar el destino de los RAEE y aumentar fuertemente las tasas de recuperación y reciclaje, asegurando la disposición adecuada de aquellos elementos que no es posible reconvertir.

En la región de Coquimbo, de acuerdo al estudio encargado por el Ministerio de Medio Ambiente a la consultora E2BIZ Investigación, la recolección de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) es de 9,92 toneladas anuales lo que equivale al 0,17%.

En el punto limpio de El Culebrón de Coquimbo, se reciclan diferentes tipos de materiales. Entre ellos, se registran 0,019 toneladas de electrónicos, 8.221 toneladas de plásticos y un impresionante total de 28.171 toneladas de papel y cartón, además de 5.750 litros de aceite vegetal y residuos solidos con 1.422 toneladas, entre otros.

Para Cristóbal Zepeda, encargado del Área de Reciclaje de la Municipalidad de La Serena, en el tema del reciclaje electrónico, se está trabajando con Entel a través de Kyklos, en lo concerniente a reciclaje de teléfonos celulares.