Nueva Constitución: Comité que «arbitrará» el proceso quedó definido, pero falta mecanismo de redacción

Los partidos retomaron los diálogos constituyentes durante la jornada de este viernes, donde quedó resuelto el esquema de la comisión jurídica: el plazo para recurrir por transgresión de bases será de hasta tres días después de la aprobación de una norma en el Pleno; para activar el procedimiento, se requiere la firma de un quinto de los miembros del órgano (el 20%); y el quórum para resolver dentro del «árbitro» es el de mayoría absoluta.

Gentileza: Meganoticias.cl / Crédito de Fotografía: Cedida.

A salida de la reunión, el presidente del Senado y co-coordinador de las negociaciones, Álvaro Elizalde (PS), informó que la conformación del Comité Técnico de Admisibilidad se nombrará en una lista cerrada compuesta por 14 nombres, propuesta por la Cámara de Diputadas y Diputados y ratificada por la Cámara Alta. Dicha nómina debe obtener un respaldo de al menos cuatro séptimos de ambas cámaras.

Respecto de la demora del debate respecto de quién redactará la nueva Constitución, el parlamentario señaló que «el tema del mecanismo es el corazón del acuerdo, el eje fundamental del acuerdo, y todavía existen diferencias y, yo diría, distancia, entre las propuestas que han presentado los distintos conglomerados y distintas fuerzas con representación parlamentaria».

Desde Chile Vamos, en tanto, el senador y presidente de Renovación Nacional (RN), Francisco Chahuán, insistió en que el Congreso Nacional tiene que tener una participación activa en el proceso constituyente.

«El Congreso Nacional tiene un rol. No es posible que un Parlamento, que tiene el poder constituyente derivado, que es un poder constituido, que está legitimado, que además fue elegido con representación proporcional y que está electo con posterioridad a la elección de los convencionales repita el proceso de ser un outsider. El Congreso Nacional no va a ser un outsider; el Congreso Nacional va a tener, por supuesto, un rol que jugar», afirmó Chahuán.

Por su parte, la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, aseguró que «en todo tenemos que tener disposición a poder conversar, porque la verdad es que no contamos, ninguno de los bloques -ni Chile Vamos ni tampoco la alianza de Gobierno-, con la posibilidad de tener una nueva Constitución si no nos ponemos de acuerdo».

«Como alianza de Gobierno, nuestro norte es tener una nueva Constitución y, por lo tanto, vamos a hacer todos los esfuerzos necesarios para que aquello sea posible. Si hay que flexibilizarse en algunos temas, lo haremos, porque entendemos que el fin es mucho más importante que la forma o los medios», añadió.

En la misma línea, el expresidente de la Cámara Baja, Raúl Soto, fue categórico al señalar que «hay suficiente conciencia de que este acuerdo sí o sí tiene que salir dentro del mes de noviembre».

«Si no hay acuerdo en el mes de noviembre, es muy probable que no haya acuerdo. Así de simple, así de categórico, porque efectivamente ciertos plazos electorales y de tramitación legislativa que se requieren desarrollar durante el mes de diciembre para que el próximo año se pueda desarrollar el proceso constitucional», advirtió.

Las negociaciones formales se retomarán el próximo jueves 17 de noviembre, que deberán definir el mecanismo de redacción de la nueva Carta Magna.